domingo, 22 de junio de 2008

JULIAN LENNON - Valotte (1984)


DEDICADO A VANE, QUE LO ESTABA ESPERANDO. COMPARA, COMPARA...
John Charles Julian Lennon nació un 8 de abril de 1963 en su tierra paterna, Liverpool. Hijo de John Lennon y Cynthia Powell, desde pequeño se vio obligado a vivir casi en el ostracismo, contando sólo con el cariño de su madre. Brian Epstein, mánager de los Beatles hasta mediados de los 60 y padrino de Julian, decidió ocultar al público el matrimonio y la paternidad de John, para no restar popularidad al grupo. A este hecho se sumó la relación de éste con Yoko Ono, lo que dejó a Julian prácticamente huérfano de padre, creciendo al lado de su madre. No obstante, fue el protagonista de varias composiciones de The Beatles, al inspirar canciones como "Lucy In The Sky With Diamonds", "Hey Jude", o "Good Night". A los 10 años tuvo su bautismo musical, al tocar la batería en el tema "Ya Ya", incluído en el álbum "Walls And Bridges" de John Lennon.
En 1984 lanza su primer álbum, "Valotte", recibiendo excelentes críticas y convirtiéndose en un éxito de ventas. El disco refleja una clara influencia hacia la obra de su padre, acentuado por el gran parecido vocal. Esto, unido a su enorme parecido físico, provocó que se rumoreara sobre una posible reunión de los Beatles, con Julian ocupando el puesto de su padre, asesinado en 1980. El rumor fue desmentido por los propios Beatles, que manifestaron que nunca habría una reunión de los Beatles sin el propio John Lennon. El álbum "Valotte" contiene varios temas destacables. "Too Late For Goodbyes" significó un gran éxito a nivel de ventas. "Valotte" abre y da título al álbum. Una suave melodía de piano marca de la casa acompañada de la suave voz de Julian, al más puro estilo Lennon. La fórmula se repite en "Well I Don't Know", aunque en este caso el ritmo es más rápido y la composición recuerda a "Instant Karma! (We All Shine On)". Hay un puñado de canciones lentas, con letras que reflejan el estado de ánimo de Julian en aquel momento ("Lonely", "On The Phone" o "Let Me Be"). Se desmarca del estilo acústico con estribillos pegadizos ("Jesse") o influencias del Rock & Roll más clásico ("Say You're Wrong", "O.K. For You"). Sorprende con la psicodélica "Space", que bien hubiera podido formar parte del mítico "Revolver" de The Beatles. En definitiva, es un álbum bastante trabajado que, aunque no puede librar las inevitables comparaciones con la obra de su progenitor, si habla muy bien de un muchacho que apenas había cumplido los 21 y tenía que luchar contra la alargada sombra de uno de los mayores iconos musicales del siglo XX.

Tras el éxito cosechado con su álbum de debut, Julian entró en guerra con la industria, que nunca tomó en serio su carrera y la consideró un capricho del "hijo de papá". Estuvo dando tumbos a su vida, publicó un par de álbumes sin mucha relevancia ("Mr. Jordan" y "Help Yourself"), y estuvo a punto de dar al traste con todo por su adicción a las drogas y el alcohol. La constante guerra dialéctica con Yoko Ono, en lucha por su derecho a tomar parte en el legado de John Lennon, y las primeras apariciones musicales de su hermanastro Sean, hicieron que desapareciera de la vida pública durante varios años. Instalado en una villa al norte de Italia, Julian se tomó un tiempo para pensar, meditar y poner en orden su vida. Se dedicó a la pintura y la fotografía, y pudo cultivar su gran pasión, la cocina. En 1998, tras su largo período de recapacitación, Julian reaparecía con "Photograph Smile", un álbum optimista y alegre, con claros tintes poperos. En 2007 lanzó su nuevo álbum, "Conscious". También es el productor de un documental muy premiado sobre el medio ambiente titulado "Waledreamers".

Ha coincidido en diferentes ocasiones con su hermanastro Sean, con el que afirma llevarse bien, a pesar de su pésima relación con Yoko Ono: "Es algo difícil para mí y no quiero poner una pared entre nosotros. El problema es que ella no tiene vida propia. Se metió en la vida de papá y ahora se mete en la de Sean. Y yo no quiero que se meta más en la mía."


- John Lennon llegó a decir que "Julian nació de una botella de whisky y un sábado por la noche".

- Julian siempre se ha mostrado más acérrimo a la obra músical de Paul McCartney que a la de su propio padre. No en vano "Hey Jude" estaba dedicada a él.




3 comentarios:

Vane dijo...

gracias por la dedicatoria nene!
en fin! de la vida de Julian estaba más al tanto, y sigo diciendo que me gusta más que Sean (imagino que las influencias que tiene de Yoko Ono es lo que no me va en absoluto).
Me va su estilo, más cerca del John Lennon de los Beatles, y creo que ha tenido que luchar contra muchas cosas, incluso contra sí mismo algunas veces, por ser hijo de quien es (cosa que no creo que la crítica haya hecho con Sean, no se porqué).
Mil gracias por hacer que la gente conozca más a Julian, su vida, y su música, porque de verdad, creo que se lo merece.

Besotes nene!!!!

torosborne dijo...

En eso tienes razón, pero mucha culpa de eso la tiene Yoko, que movió sus influencias en la prensa para dar la imagen de que Julian era el hijo drogadicto e inútil de John Lennon con otra tipa y Sean el inteligente, culto y educado hijo modelo de la familia Lennon.

De todas formas, te recomiendo que también escuches el "Friendly Fire", para que puedas comparar realmente. Te aseguro que Sean te sorprenderá, tiene más talento de lo que piensas. Luego, claro está, que te guste un estilo u otro depende de ti. Pero los dos tienen mucho de Lennon. Recuerda que vivieron etapas diferentes de la carrera de su padre.

Un besazo, guapa!!!

Anónimo dijo...

julian no merece ser hijo de john por que es un chico bueno ,john era un mal padre, hasta dijo como lo consibiò. en fin julian es un exelente compositor, quisiera q venga al perù a realizar un recital